El PSG no pudo disputar su encuentro del pasado fin de semana, correspondiente a la decimoquinta jornada de la Ligue 1. Los pupilos de Thomas Tuchel, después de salvar un empate en el Santiago Bernabéu contra el Real Madrid, además de garantizar su pase a octavos de final de la Liga de Campeones como primeros de grupo, se quedaron con las ganas de medirse al AS Mónaco.

Las adversas condiciones climatológicas propiciaron la suspensión del encuentro, que se celebrará más adelante en el calendario. No obstante, el vigente campeón galo vuelve a ser noticia por el persistente interés en un centrocampista que milita en el Nápoles. Se trata de Allan Marques Loureiro, quien se encuentra en la agenda de prioridades de Leonardo, director deportivo del PSG.

Un Nápoles que atraviesa una delicada situación interna, donde el propio Allan, de 28 años, ha sido el mayor damnificado por las sanciones económicas interpuestas por el presidente Aurelio De Laurentiis. Igualmente, la escuadra partenopea, con Carlo Ancelotti a la cabeza, claudicó contra todo pronóstico en San Paolo frente al Bolonia de un Siniša Mihajlović que ha ganado su batalla particular ante la leucemia.

Según informa Le Parisien, el PSG haría todo lo que estuviese en su mano durante futuras ventanas de transferencias para hacerse con los servicios del brasileño. Un interés que viene de lejos, si bien es cierto que las negociaciones no llegaron a buen puerto porque las exigencias a nivel económico del Nápoles eran demasiado elevadas. ¿Acabará Allan poniendo rumbo al Parque de los Príncipes?