«Está claro para todo el mundo que se quiere ir. Pero en el fútbol un día dices una cosa y al día siguiente otra... Es increíble pero es así. Lo único concreto ahora es que tiene todavía tres años de contrato con nosotros. Y como no hemos recibido una oferta, no se puede discutir de nada». Hace un par de días, el director deportivo del París Saint-Germain, el brasileño Leonardo, reconoció abiertamente que en el club son plenamente conscientes del deseo de Neymar de abandonar la disciplina del club este mismo verano.

Aunque tienen claro que no regalarán a su pupilo y que solo le dejarán partir si reciben una compensación adecuada, los galos han comenzado ya a valorar la contratación de un jugador que, llegado el caso, pueda ocupar el hueco que deje el canarinho. En este sentido, el diario Sport pone hoy sobre la mesa el nombre de Leroy Sané.

Forjado en el Schalke 04, el veloz y vertical extremo aterrizó en el Manchester City en el verano de 2016 y desde entonces ha logrado acumular 133 partidos oficiales (39 goles y 45 asistencias). Aunque se trata de una cifra más que interesante, lo cierto es que el jugador tiene la sensación de no ser del todo indispensable para Pep Guardiola, motivo por el que no vería con malos ojos dar el salto a otro conjunto en el que pueda aumentar su protagonismo.

Si finalmente se decide a pasar a la acción, el PSG tendrá que negociar con un City que tratará de recuperar los 50 M€ invertidos en su fichaje y superar la competencia del Bayern Múnich, escuadra que ha admitido estar muy interesada en el jugador. «Podría aportarnos mucho», indicó recientemente su técnico Niko Kovac.