En los próximos días, el PSG debería recibir buenas noticias. En realidad debería ganar el caso ante el TAS en su batalla con la UEFA, sobre el Fair-Play Financiero de los últimos años. Pero esto no significa que Nasser Al-Khelaïfi y su administración hayan terminado su lucha, más bien al contrario. De hecho, el líder de la Ligue 1 tendrá que encontrar, rápidamente, nuevos ingresos para afrontar sus gastos cada vez más importantes. Esto se explica en el diario L’Equipe en su edición de este sábado.

El club en realidad "perderá" dos contratos. El primero, el que lo vincula con la Junta de Turismo de Qatar, que la UEFA ya había devaluado significativamente hace dos años. Luego, el del patrocinador principal de la camiseta, Emirates, también termina a finales de este curso 2018-2019. Y para su nuevo patrocinador, el PSG piensa en grande, pidiendo hasta 80M€ a las empresas interesadas, lo que ya ha asustado a algunos. Un contrato de unos 50 M€ ya se consideraría bueno, sabiendo que el patrocinador actual otorga entre 25 y 30 M€ por temporada.

El PSG superará el millón de camisetas vendidas

El club debería hacer este anuncio en los próximos días. Un primer paso para compensar las pérdidas relacionadas con la finalización del contrato con la Junta de Turismo de Qatar, además de los 150 M€ que representan la amortización de las transferencias de Kylian Mbappé y Neymar. Pero los parisinos también pueden estar satisfechos porque han aumentado sus ingresos en otras áreas, como venta de enradas. El PSG puede alcanzar entre 110 y 120 M€ esta temporada en ese apartado.

A nivel de comercialización, la colaboración con la marca Jordan demuestra ser un éxito absoluto. El combinado del Parque de los Príncipes también debería superar la marca simbólica de un millón de camisetas vendidas esta campaña, y así ganar más de 50 M€. Nasser Al-Khelaïfi ya trabaja para encontrar nuevas fuentes de ingresos, pero está claro que financieramente hablando, el club va en la dirección correcta. Al menos por ahora…