«Estoy contento en la selección y el club. Todos saben lo que pasó este verano y mi deseo de irme (PSG). Hoy, me siento feliz y en casa en mi club. No soy feliz solo en la selección. La temporada ha comenzado muy bien para mí. Defenderé mi club con uñas y dientes. Estaré al 100 % para que podamos ganar grandes cosas. Al ser feliz en el club, estaré en la selección».

Estas han sido las últimas palabras de un Neymar que lleva ya 4 goles en 5 partidos esta temporada y vuelve a ser un referente importante del PSG. El brasileño está estos días con su selección, y los rumores se han aparcado un poco, ya que nada más cerrarse el mercado hubo también bastantes que auguraban un nuevo intento de cambiar de aires en enero o el verano que viene.

Ahora es noticia porque, como afirman La Gazzetta dello Sport y Le10Sport, desde la escuadra francesa han cambiado de parecer con él. Mientras en verano se especulaba con que podrían facilitar su salida, algo que no se dio, ahora Leonardo medita ofrecerle un nuevo contrato.

La idea sería aumentar por dos años más el actual, que expira en 2022, para retenerlo hasta 2024 en el Parque de los Príncipes, y premiar igualmente su buen rendimiento. Un ingrediente más para añadir al siempre complejo y atractivo cóctel que es todo lo que rodea a este mediático jugador.