El París Saint-Germain ha decidido cubrirse las espaldas. Aunque hará todo lo posible por evitar su fuga, la directiva del cuadro galo ya ha situado en su punto de mira a un futbolista que, llegado el caso, resultaría idóneo para tapar el considerable hueco que dejaría en la delantera el francés Kylian Mbappé.

Según cuenta FourFourTwo, en caso de tener que decir adiós a su estrella, los parisinos lanzarían sus redes sobre Antoine Griezmann, delantero que, por sus cualidades, podría compenetrarse con facilidad con los otros dos integrantes del tridente ofensivo: el brasileño Neymar y el argentino Mauro Icardi.

Lógicamente, detrás de la precaución del combinado parisino se encuentra el Real Madrid. Los del Parque de los Príncipes son conscientes del enorme interés que su pupilo despierta en el cuadro de blanco y de la posibilidad de que en verano, tanto su presidente, Florentino Pérez, como su entrenador, Zinedine Zidane, presionen con fuerza para lograr que el joven futbolista aterrice en el Santiago Bernabéu.

Aunque sacar a Griezmann del FC Barcelona no resultaría barato, el dinero no debería ser un problema para el PSG, puesto que la marcha de Mbappé dejaría en sus arcas una cifra que bien podría rondar los 300 M€. Además, si el ex del Atlético de Madrid no es capaz de asentarse en la plantilla, es factible que la directiva azulgrana se preste a negociar.