«Tenemos un gran delantero con Edinson Cavani, pero creo que necesitamos otro delantero». Estas recientes palabras de Patrick Kluivert, director deportivo del París Saint-Germain, se encuentran detrás de los múltiples rumores que vinculan al cuadro parisino con un buen número de atacantes de toda clase y condición.

Sin ir más lejos, durante las últimas horas, los medios que siguen la actualidad del combinado francés han puesto sobre la mesa el nombre de cuatro candidatos que resultan del agrado de Unai Emery. Ayer, durante la emisión del programa de televisión L’Equipe du Soir se apuntó hacia el belga Christian Benteke, un futbolista que tras su decepcionante paso por el Liverpool vuelve a asomar la cabeza en el Crystal Palace (acumula 8 goles en 18 partidos de Premier League).

Esta misma mañana, también L’Equipe, pero en este caso en su periódico, señala que el cuadro parisino tampoco vería con malos ojos la incorporación de dos jugadores que se encuentran en un momento completamente diferente: Iago Aspas (Celta de Vigo) y Michi Batshuayi (Chelsea). El primero atraviesa uno de los mejores periodos de su carrera profesional (11 goles en 16 partidos de Liga), mientras que el segundo apenas ha logrado colarse en los planes de un Antonio Conte que no vería con malos ojos su salida.

Finalmente, una información recogida por Goal vuelve a hacer alusión a Fernando Llorente, aunque en este caso añade que el citado Kluivert no termina de ver con muy buenos ojos la incorporación del riojano porque considera que su nivel no está a la altura de lo que necesita el PSG. «El mercado de invierno es muy difícil. No queremos comprar por comprar. Es importante que tenga la calidad necesaria para mejorar nuestro trabajo», espetó en clara alusión a un punta que, en cambio, sí que resulta atractivo para Emery.