La derrota del pasado sábado ante el Rennes en la final de la Copa de Francia, ha aumentado la ya existente preocupación en el seno del PSG. Una entidad donde ganar la Ligue 1 ha pasado a ser rutina, y que también se había acostumbrado a conseguir de forma casi automática el resto de trofeos en juego en Francia.

De hecho la gran ilusión del club es la Liga de Campeones, donde esta temporada se llevaron otra gran decepción al caer a manos del Manchester United en octavos de final, tras un 0-2 en la ida. Esto unido a la derrota del sábado y la eliminación hace meses de la Copa de la Liga, deja a los galos con un único título en su palmarés. Un gran título pero que se daba por descontado.

Le Parisien habla hoy de crisis en el seno del vestuario, con Neymar señalando a jóvenes como Presnel Kimpembe o Alphonse Areola, y Thomas Tuchel en medio del rifirrafe. Se esperan movimientos, fichajes importantes, y sobre todo salidas, ya que en el Parque de los Príncipes deben vender antes de junio por valor de 60 M€ para cumplir con el Fair-Play Financiero.

De hecho ya se señala a tres jugadores que serían Thomas Meunier, Christophe Nkunku y Stanley Nsoki para cumplir ese cupo. Pero debería haber más marchas ilustres, y otros medios señalan a jugadores como Edinson Cavani, Julian Draxler, Dani Alves o incluso Ángel Di María. Se espera por tanto toda una revolución en la capital francesa.