Pese a que su etapa en el filial del Real Madrid no fue todo lo buena que hubiera cabido esperar, Zinedine Zidane sorprendió a propios y extraños debido al más que notable número de éxitos que logró cosechar con la primera plantilla merengue. De cualquier modo, su carrera en los banquillos podría haber sido muy distinta. Esto es precisamente lo que se deduce de lo desvelado por Medipart tomando como referencia Football Leaks.

Según esta fuente el gigante chino Fosun trabajó con vistas a convertir al francés en el técnico de un Girondins de Burdeos cuya compra estaba negociando en 2015. Así, el propio director financiero Frank Lee escribió al director general Andrew Xu para apuntarle que «Nosotros hemos negociado con Zidane el calendario de la operación. Él estaba contento de tener tiempo para trabajar en el nuevo equipo, los traspasos y el proyecto deportivo. Estaba muy motivado para cumplir el formidable desafío de convertir al Burdeos en un gran equipo y un negocio rentable».

Sin embargo, finalmente todo se fue al traste para los intereses de los asiáticos, pues el Real Madrid prescindió de Rafa Benítez y le dio su puesto a Zinedine Zidane. Esta decisión provocó también que Fosun decidiera no adquirir al Girondins de Burdeos dada la imposibilidad de contr con el francés.

«Como descubrirás esta mañana, Zidane ha aceptado convertirse en el entrenador del Real Madrid. Ayer hablé con él por teléfono y comprendo su decisión porque todavía estábamos muy lejos de una oferta real y las garantías financieras que se esperan para formar un equipo competitivo. Perdimos la oportunidad única de construir un club prestigioso con un incono del fútbol mundial a un precio muy bajo», escribió Rachid Bakhtaoui, un hombre de negocios cercano a Casa Blanca e involucrado en la compra junto a Fosun.