El PSG ha vivido una semana más que productiva a nivel deportivo. Después de sumar su segundo triunfo en la fase de grupos de la Liga de Campeones, todo ello merced al triunfo en el fortín del Galatasaray con un solitario tanto de Mauro Icardi, el vigente campeón de la Ligue 1 no tuvo piedad del Angers en el Parque de los Príncipes. Goleada antes del parón por los compromisos internacionales de las selecciones con las dianas de Pablo Sarabia, Icardi, Idrissa Gueye y Neymar.

No obstante, hay un tema que Leonardo Nascimento de Araújo, conocido como Leonardo, quiere solucionar cuanto antes. El director deportivo de la entidad parisina es consciente de la necesidad de blindar a varias de sus piezas importantes, así que es conveniente ponerse manos a la obra para renovar pronto sus contratos. El culebrón de Neymar, junto con la firma a última hora de Keylor Navas e Icardi, ha provocado que el PSG haya pospuesto este asunto de rabiosa actualidad.

Uno de los grandes objetivos del plantel encabezado por Thomas Tuchel es garantizar la continuidad de Marcos Aoás Corrêa (Marquinhos). El brasileño es uno de los pilares en el sistema defensivo del PSG, por lo que el firme propósito de Leonardo es ampliar su vinculación hasta 2024 (su contrato expira en 2022). Otro futbolista imprescindible es Marco Verratti, casi intocable en la medular de los galos. Después de ser tentado en más de una ocasión por el FC Barcelona, lo que desató el tema de Neymar, L’Équipe asegura que la idea del PSG es mantener al italiano, como mínimo, hasta 2024 (finaliza su vínculo en París en junio de 2021).

Otro asunto interesante para analizar es el que atañe al capitán Thiago Silva. Siguiendo con la información manejada por el citado medio, el PSG, especialmente a través de la figura de Leonardo, no tiene prisa para resolver la situación del que fuera zaguero del AC Milan. Sin duda, ha demostrado con el transcurso de las temporadas ser uno de los centrales más sólidos y completos del deporte rey a nivel global. Por tanto, es evidente que los seguidores del cuadro francés estarían más que satisfechos con la permanencia en sus filas del de Río de Janeiro.