El salto de calidad que ha dado el PSG con el fichaje de Neymar se ha notado desde el primer momento y especialmente en la Champions League, donde ha sido este club uno de los mejores de la fase de grupos. El brasileño se ha exhibido junto a Kylian Mbappé, demostrando ambos por qué son los fichajes más caros de la historia y por qué están llamados a ganar antes o después el Balón de Oro.

Dos socios de lujo sin duda para Edinson Cavani, que ya figuraba en la plantilla de Unai Emery antes de su llegada, y que marcó 50 goles en 53 partidos el curso pasado. Unas cifras espectaculares, que sin embargo no propiciaron que su escuadra ganara la Ligue 1 ni superase los octavos de final en la Champions League.

Este curso, el uruguayo acumula ya 25 dianas en 26 duelos, lo que quiere decir que está claramente en disposición de superar sus mejores números de la temporada pasada. De manera que obviamente se ha visto beneficiado por la llegada de sus compañeros de equipo y el lavado de cara que el mercado estival produjo en su equipo.

Sin embargo, acapara muchos menos titulares y portadas que sus acompañantes, probablemente por ser menos mediático o por su edad (30 años). Aunque actualmente sigue siendo el mejor goleador de las grandes ligas de Europa y un firme candidato a la Bota de Oro.