«Creo que estoy llegando a un punto de inflexión en mi carrera, quizá es el momento de tomar más responsabilidades, a lo mejor en el PSG, lo haría encantado, o quizá en otro sitio con otro proyecto nuevo». Desde que el futbolista pronunció estas palabras en la gala de entrega de premios de la UNFP, los rumores sobre la posible salida de Kylian Mbappé del París Saint-Germain se han disparado. Aunque inmediatamente después, el club francés trató de frenar la onda expansiva al asegurar que su «historia en común continuará la próxima temporada», lo cierto es que las especulaciones en torno a su futuro no se han detenido.

En estas últimas hora, la Cadena SER ha vuelto a tirar del hilo y ha certificado que el delantero no termina de estar cómodo en el conjunto parisino y que, por eso, su padre y agente, Wilfred, está ya buscando la forma de sacar al futbolista del Parque de los Príncipes. «De hecho, hace semanas tuvo una reunión en Zúrich con alguien muy importante del fútbol mundial», puntualiza este medio.

Las causas de este supuesto malestar de Mbappé habría que buscarlas en la mala relación que mantiene con el otro gran referente de la entidad, el brasileño Neymar, y con su actual técnico, el alemán Thomas Tuchel. Con el primero, por una simple cuestión de egos, y con el segundo, por el hecho de que no le ha permitido lanzar los penaltis esta temporada y con ello le ha impedido alzarse con la Bota de Oro y obtener un ingreso extra de 1,5 M€.

Aún tomando como cierta esta noticia, sigue costando mucho creer que el PSG vaya a permitir el adiós de su pupilo. Solo una oferta mareante de alguno de los clubes interesados (como siempre, el Real Madrid aparece en el horizonte) podría resquebrajar su postura, de lo contrario, sus caminos permanecerán unidos el curso que viene.