El PSG sigue envuelto en uno de los grandes culebrones del verano: Neymar. Todavía continúa siendo una incógnita dónde acabará el brasileño cuando cierre el mercado estival de traspasos. ¿Seguirá en el campeón de la Ligue 1? ¿Volverá al FC Barcelona? ¿Apostará por el Real Madrid? ¿Tiene opciones de desembarcar en la Juventus?

De hecho, parece que el cuadro galo está muy interesado en Paulo Dybala. ¿Sería factible un trueque (más dinero) para que Neymar acabe en Turín? La dupla que formaría con Cristiano Ronaldo sería espectacular. No obstante, el PSG es novedad este martes 20 de agosto porque se vive una situación algo incómoda dentro del vestuario.

Tras la derrota del pasado domingo por la mínima (2-1) en el feudo del Rennes, las críticas sobre la figura de Thomas Tuchel no se han hecho esperar, según informa Le Parisien. Sin duda, el cuadro encabezado por Julien Stéphan es la auténtica bestia negra del que fuera míster del Borussia de Dortmund. Esto tiene su argumentación porque fue el encargado de noquear al PSG en la final de la Copa de Francia por penaltis.

Muchos son los culpables que puede buscar el conjunto parisino después del batacazo en la segunda jornada del campeonato doméstico. Lo mismo que viene sucediendo desde la remontada del Barça en la Champions en 2017, a lo que se debe añadir la del Manchester United en 2019 (sin olvidar la derrota contra el Real Madrid en 2018). Todos esos fracasos en el Viejo Continente se produjeron en octavos de final. ¿Podrá reconducir Tuchel el proyecto del PSG?