La búsqueda de un recambio para Zlatan Ibrahimovic podría acabar de una forma sorprendente. Aunque la directiva del París Saint-Germain ha valorado el fichaje de jugadores de la talla de Neymar, Cristiano Ronaldo o Antoine Griezmann, una información del diario Fotomac ha indicado en las últimas horas que el elegido podría ser finalmente el holandés Robin van Persie (32 años).

Al parecer, el dirigente del cuadro galo, Olivier Letang, aprovechó las vacaciones que está pasando el jugador del Fenerbahçe en la Costa Azul francesa para reunirse con él y conocer de primera mano su disposición a incorporarse a la disciplina del combinado del Parque de los Príncipes.

Aunque deportivamente surgen dudas sobre la capacidad del neerlandés para asumir el liderazgo ofensivo de un equipo que quiere pelear por la Champions League, lo cierto es que su fichaje resultaría muy económico, ya que, de acuerdo a la misma fuente, serían 11 los M€ que tendría que abonar la entidad parisina para hacerse con sus servicios.

Forjado en el equipo de su ciudad natal, el Feyenoord de Rotterdam, RVP vivió sus mejores años como profesional en el Arsenal, conjunto que abandonó en el verano de 2012 para aterrizar en el Manchester United. Tres cursos después, y tras ver cómo el equipo de Old Trafford le retiraba la confianza, el punta decidió probar fortuna en un cuadro de Estambul con el que ha sumado 48 partidos oficiales (22 goles).