Neymar fue, sin duda, uno de los grandes animadores del último mercado estival. Durante gran parte de este periodo, el astro brasileño trató de propiciar su salida del París Saint-Germain y su posterior retorno al FC Barcelona, pero las negociaciones entre las partes no lograron llegar a buen puerto.

Aunque el elevadísimo coste de la operación fue el principal responsable de la falta de acuerdo, el diario Le Parisien pone hoy sobre la mesa otro factor que acabó por alejar al canarinho del Camp Nou. Según este rotativo, dos de los pesos pesados del vestuario galo, Marco Verratti y Kylian Mbappé, decidieron tomar cartas en el asunto e hicieron todo lo posible por convencer a Ney de que lo mejor para su futuro era permanecer en el Parque de los Príncipes.

Su labor de persuasión, que se se extendió a lo largo de todo el verano, resultó muy efectiva, ya que el atacante acabó por dejar a un lado su idea de cambiar de aires y optó por continuar vinculado a una escuadra con la que, además, mantiene contrato hasta el lejano junio de 2022.

Además de lograr que el futbolista permanezca en París, Verratti y Mbappé han conseguido que Neymar vuelva a sentirse cómodo en el seno del equipo. De hecho, basta con repasar su rendimiento en este arranque de curso para constatar que el delantero disfruta de nuevo sobre el terreno de juego.