La UEFA mantiene un férreo control sobre el París Saint-Germain. El máximo organismo europeo no está dispuesto a tolerar los dispendios que el cuadro galo ha asumido durante los últimos años a costa de esos supuestos patrocinadores de Catar y ha decidido limitar sus ingresos procedentes de esa vía a solo 36 M€.

Por ese motivo, a día de hoy, la entidad francesa necesita recaudar un mínimo de 170 M€ para cuadrar sus cuentas y evitar que el citado ente le sancione por incumplir las normas del Fair Play Financiero y, en consecuencia, le excluya de la disputa de futuras ediciones de la Champions League.

Desde hace ya varias semanas, los medios galos aluden con frecuencia a este asunto y explican que la entidad tal vez se vea obligada a desprenderse de alguno de sus principales activos para evitar males mayores. Hoy, el diario As retoma esta información y señala que, como podía esperarse, son Neymar y Kylian Mbappé quienes contarían con más opciones de ser sacrificados.

Aunque no es fácil que algún equipo pueda poner sobre la mesa esos 170 M€ que, como mínimo, exigirá el PSG por cualquiera de sus dos pupilos, lo cierto es que Real Madrid y FC Barcelona, conjuntos que nunca han escondido su aprecio por ambos futbolistas, podrían sacar partido de esta situación en caso de pasar a la acción.