El FC Barcelona «espera un ataque» del París Saint-Germain. Así de clara y contundente se muestra una información que acaba de publicar el diario As. Según este rotativo, tras arrebatarles el fichaje de Frenkie de Jong (Ajax de Ámsterdam), los directivos culés temen que el cuadro parisino busque venganza y lance sus redes sobre alguno de los pilares del combinado azulgrana.

De momento, los barcelonistas mantienen la calma, ya que las grande estrellas del equipo cuentan con cláusulas de rescisión sumamente elevadas. La de Leo Messi, por ejemplo, se sitúa en 700 M€, una cantidad que parece inasumible hasta para un club tan propenso a derrochar como el PSG. Asimismo, otros futbolistas que podrían resultar atractivos están igualmente blindados con cantidades millonarias: Ousmane Dembélé (400 M€), Philippe Coutinho (400 M€), Sergio Busquets (500 M€), Samuel Umtiti (500 M€) o Marc André ter Stegen (180 M€).

Especulaciones al margen, lo que sí queda claro es que el asunto De Jong ampliará la brecha que ya separa a las directivas de ambos clubes a cuenta de jugadores como Neymar, Marco Verratti, Adrien Rabiot o Marquinhos. «Las relaciones no son buenas desde hace tiempo, más bien están rotas», confirma una fuente cercana al club azulgrana consultada por el citado periódico.