Llegó el pasado verano al cuadro lombardo desde el Atlético de Madrid con la misión de acompañar al argentino Diego Milito en la delantera del conjunto entrenado por Gian Piero Gasperini. Sin embargo, al igual que ha sucedido con el resto de compañeros en el Inter de Milán, el delantero uruguayo Diego Forlán ha protagonizado una temporada para olvidar.

Lento, falto de gol (apenas acumula 2 en los 14 partidos que ha disputado en Serie A) y aparentemente poco implicado en la dinámica de su nuevo club, el internacional charrúa no parece ni la sombra de aquel futbolista que fue nombrado mejor jugador del pasado Mundial de Sudáfrica merece al excelente campeonato realizado.

Así, después de ganarse una buena ración de críticas por parte de la afición nerazzurra, el futbolista de 32 años también está protagonizando distintas informaciones acerca de posible adiós una vez finalice la presente campaña, pues varios son los conjuntos que aún confían en sus posibilidades de cara al futuro.

Entre ellos, según destaca la información publicada por CalcioMercato Web, se encuentra el Galatasaray, el cual ya se interesó en su contratación cuando defendía los colores del Atlético de Madrid y volverá a llamarle de cara al próximo curso.