El Zenit de San Petersurgo ha sido siempre uno de los principales clubes de Rusia, y también uno de los que mayor proyección europea han tenido. Por eso ahora este club acaba de protagonizar un interesante mercado estival de fichajes, en el que ha cerrado varios fichajes de renombre.

Cabe destacar que hasta ahora este club ha invertido nada menos que 68 M€, de los cuales 23 M€ corresponden a Leandro Paredes. El argentino llegó procedente de la Roma, y estará acompañado por otros 3 compatriotas que han sido los 3 siguientes fichajes más caros de los rusos este verano.

Emanuel Mammana (16 M€), Sebastian Driussi (15 M€) y Matías Kranevitter (8 M€), son esos jugadores que han desembarcado en el equipo de Roberto Mancini. Junto a ellos han llegado los rusos Daler Kurzyaev, Denis Terentjev y Alexsandr Erokin. Este último libre como Christian Noboa.

El objetivo del Zenit será ganar su campeonato y regresar a la Liga de Campeones, todo ello en un año en el que muchas miradas van a estar puestas en Rusia de cara al Mundial de 2018.