El mercado de invierno se presenta normalmente como una ocasión para que los clubes puedan enmendar errores del verano, solucionar contratiempos como lesiones u otros percances de diversa índole, o tener un refuerzo extra en posiciones que parecían bien cubiertas.

Para los jugadores suele ser una segunda oportunidad en el caso de que no hayan tenido minutos, y especialmente cuando hay a la vista un gran torneo de selecciones. No habrá Mundial en 2019 pero sí Copa América en Brasil, si bien habrá otra novedad más significativa en el periodo invernal de fichajes.

Y es nada menos que de la UEFA. Ya se conoce que el organismo que rige el fútbol continental no podrá impedimentos para inscribir nuevos jugadores en febrero para la fase final. Es la gran novedad de este año, de manera que refuerzos como el de Philippe Coutinho por el FC Barcelona del pasado enero podrían haber jugado.

Esto provocará muchos movimientos, ya que los equipos que no tengan opciones en sus respectivas ligas pueden realzar varios fichajes con vistas a volcar toda la temporada en la Champions o la Europa League, y seguramente propiciará esto más movimientos en el mercado.