El ejemplo de Javi Gracia en el Watford nos recuerda que la profesión de entrenador es muy complicada. El español, quien tuvo una de las mejores campañas en la historia de los hornets en la Premier League la temporada pasada, fue despedido después de cuatro jornadas. Su compatriota Quique Sánchez Flores, que ya había tenido el mismo cargo, lo reemplazó el pasado sábado. Y como él, otros están esperando volver a los banquillos. Obviamente estamos pensando en José Mourinho. El portugués fue cesado en diciembre del Manchester United y rechazó una suculenta oferta china recientemente.

The Special One, que ha ofrecido una gira por varios medios en los últimos días, está esperando un desafío a la altura para volver al frente. «Mis amigos me dicen que disfrute de mi tiempo libre, disfrute de mis meses de julio y agosto, disfruto de lo que tengo y nunca tuve antes. Pero si soy honesto, ¡no puedo disfrutarlo! No estoy lo suficientemente feliz como para disfrutarlo. Echo de menos el fútbol, todavía tengo el gusanillo», dijo el luso en Sky Sports recientemente. Y mientras muchos medios hablan de un futuro regreso no tan lejano en el Real Madrid…

Ante los micrófonos de beIN Sports, Arsène Wenger, reemplazado por Unai Emery en el Arsenal el verano pasado, dijo que estaba ansioso por entrenar nuevamente. «No puedo imaginar no volver al banquillo. (...) Me gustaría revivir una vez más la intensidad de la competencia», dijo el alsaciano. Rudi García, despedido por el Olympique de Marsella al final de la temporada pasada, también está buscando una nueva escuadra, al igual que Laurent Blanc, que espera su turno desde el verano de 2016 con su salida del PSG.

Muchos técnicos ilustres en paro

Otro campeón del mundo con Francia en 1998 espera tener otra oportunidad de mostrar sus habilidades en un banquillo. Este es Thierry Henry, cuya aventura en el AS Monaco durante el último año fue muy efímera (13 de octubre de 2018-24 de enero de 2019). «No pienso en lo negativo. Todavía quiero ser entrenador. Amo el fútbol y creo que puedo ser un buen entrenador. No pienso en la dificultad, no pienso en el fracaso. No me gusta la facilidad. Me gusta liderar y depende de mí llegar allí», dijo recientemente al Telegraph.

Massimiliano Allegri, ganador de cinco títulos en la Serie A y cuatro Coppas italianas, también está sin equipo. El italiano, a menudo relacionado con el PSG cuando se habla de la situación de Thomas Tuchel, está pendiente de lo que sucede. Al otro lado de los Alpes, hay varios en su caso. Luciano Spalletti (ex del Inter de Milán), Claudio Ranieri (anteriormente en AS Roma o Leicester City), Gennaro Gattuso (ex AC Milan), Cesare Prandelli (ex Génova), Francesco Guidolin (ex del Swansea) o Massimo Carrera (ex del Spartak Moscú), por nombrar algunos.

Y por último hablamos de España, donde Quique Setién (ex Real Betis), Abelardo (ex Alavés), Aitor Karanka (que pasó por el Middlesbrough), Juande Ramos (ex Málaga), Oscar García (anteriormente en el Saint-Etienne) y Pablo Machín (ex Sevilla) no tiene trabajo. Sin olvidarnos de Marcelino, cesado del Valencia esta misma semana. También está en el mercado de entrenadores Santiago Solari desde su salida del Real Madrid en marzo. Lo mismo para su compatriota José Pekerman (ex de la selección de Colombia), el brasileño Dunga o Zdenek Zeman. Una lista interesante que ya controlará más de un presidente por si es necesario...