Suecia 1 – 1 España

Robert Moreno tomó la decisión de hacer varios cambios respecto al XI inicial que consiguió sumar un punto en Noruega. La Selección de España se presentaba en el Friends Arena para medirse a Suecia con David de Gea en la portería, que sustituía a Kepa Arrizabalaga; Dani Carvajal (supliendo a Jesús Navas), Raúl Albiol, Iñigo Martínez (reemplazando al sancionado Sergio Ramos) y Juan Bernat en la retaguardia; Fabián Ruiz, Rodri Hernández (en detrimento de Sergio Busquets) y Thiago Alcántara (sustituyendo a Saúl Ñíguez) en la medular; y Dani Ceballos con libertad de movimientos para conectar con Gerard Moreno (debutante con ’La Roja’ para ocupar el sitio de Rodrigo Moreno) y Mikel Oyarzabal.

Los hombres de Moreno saltaron al césped con la consigna de, como mínimo, salvar un punto que certificase su billete para la Eurocopa 2020. Fabián pondría a prueba a Robin Olsen con un zapatazo desde la frontal del área, pero el cancerbero respondió a las mil maravillas. Poco después, el talentoso centrocampista del Nápoles conectaría con Thiago, quien se quedó mano a mano con Olsen después de un rechace, aunque sería incapaz de definir con acierto ante la salida del arquero del Cagliari. Luego, sería Rodri el que trataría de superar al muro nórdico, que replicó el golpeo del mediocentro del Manchester City con una nueva parada.

Gerard, quien se estrenaba con la absoluta de nuestro país, ejecutó un testarazo que obligó a Olsen a repeler el remate de uno de los pichichis de LaLiga Santander (junto con Karim Benzema y Loren Morón). Los locales se aproximarían a los dominios de De Gea por primera vez en el choque superado el ecuador del primer acto, instante en el que el guardameta del Manchester United atajaría en 2 tiempos el golpeo de Mikael Lustig. A continuación, el lanzamiento de Robin Quaison, previa pérdida de España en la circulación del cuero, se marcharía desviado por poco.

La acción más clara de los 45 minutos inaugurales correría a cargo de Suecia, preciso instante en el que De Gea firmaría una intervención para la galería con una mano cambiada que impidió que Quaison enviara el cuero directamente al fondo de las mallas de su meta. La réplica de España la pondría de nuevo Fabián, el más activo del plantel visitante a lo largo de la primera parte, si bien es cierto que la defensa de los pupilos de Janne Andersson se mostró intratable. Emil Forsberg, uno de los futbolistas más técnicos del combinado escandinavo, dispondría de la última oportunidad de cierto peligro antes del descanso, aunque la acción acabó sin incidencias reseñables.

De Gea acabó con molestias el primer acto, lo que provocó que Kepa se ejercitara con intensidad a lo largo de los 15 minutos de pausa del duelo. No obstante, el canterano del Atlético de Madrid estuvo providencial por medio de una doble intervención asombrosa para evitar la diana de Suecia. Aun así, la pasividad en la zaga de España, junto con un golpe de fortuna para los locales en una de las paradas del cancerbero nacional, permitió que Marcus Berg se estrenara como goleador en la fase de grupos para la clasificación de cara a la Eurocopa (1 – 0).

Tocaba remar contra viento y marea, todo ello con el firme propósito de evitar la primera derrota en una fase de clasificación (para Eurocopa o Mundial) desde el mes de octubre del año 2014, fecha en la que España dio su brazo a torcer en Eslovaquia cuando se preparaba para la Eurocopa de Francia 2016. Forsberg obligaría a De Gea a volver a erigirse como el mejor de los suyos durante la contienda, a lo que Olsen contestaría con otra intervención a Rodri a la salida de un saque de esquina. Pese a ello, el arquero de ’La Roja’ tuvo que abandonar el césped al resentirse de sus molestias, por lo que Kepa dispondría de media hora en el Friends Arena.

Oyarzabal, una de las estrellas de la Real Sociedad, probaría fortuna con un disparo que, desgraciadamente para sus intereses, se marcharía a las nubes. Instantes más tarde, un envío de Ceballos fue rematado de cabeza por Gerard Moreno, pero su testarazo se fue un poco desviado. Robert decidió poner toda la carne en el asador dando entrada a Rodrigo y Jesús Navas en detrimento de Thiago y Carvajal, respectivamente. La mejor ocasión para los nuestros en el segundo tiempo obligaría a Olsen a lucirse de nuevo con un pie milagroso, a lo que se debe añadir que el posterior centro de Ceballos no encontró rematador en el área de Suecia.

España lo intentaría por activa y por pasiva durante toda la segunda mitad, encontrando el premio a su insistencia en el tiempo añadido. Después de un córner que parecía poco productivo, el esférico fue a parar a las botas de Fabián, quien conectaría un zurdazo que, afortunadamente para los nuestros, iría a parar a las botas de un Rodrigo Moreno que tan solo tuvo que empujar la pelota al fondo de la red (1 – 1). Por tanto, con este empate se garantiza la presencia del combinado nacional liderado por Robert Moreno, con Luis Enrique en el recuerdo, en la próxima Eurocopa 2020, además de evitar la derrota en Suecia (como ya sucediera en 2006).