No es oro todo lo que reluce. Pese a la notable imagen que dejan nuestros clubes en Europa (podemos presumir de dos semifinales en la presente edición de Champions League y otros dos en Europa League) el fútbol español no goza de buena salida. Basta tan solo con echar un vistazo a la cantidad de jugadores de este país que han hecho las maletas para probar suerte en otros países.

Muestra de este cada vez más extendido éxodo es Marcos Gullón. El futbolista madrileño fue descubierto a los 14 años por un Villarreal con cuyo filial estuvo en Segunda División y que incluso llegó a tener minutos en el primer equipo. Luego, tras un año y medio en el Racing de Santander decidió aceptar una oferta de Chipre para defender los colores de Apollon, uno de los grandes del país y en cuyas filas ha tenido la oportunidad de disputar la Europa League.

A falta de dos jornadas es tercero en la tabla, a apenas 2 puntos del APOEL (segundo clasificado), alcanzando las semifinales de Copa, si bien el Ermis (recién ascendido a la primera categoría) le apeó de la disputa de la final tras remontar en la prórroga el 2-1 del encuentro de ida.

Fichajes.com: ¿Por qué Chipre?

Marcos Gullón: Una vez terminó la temporada con el Racing de Santander, que fue muy complicada para nosotros por el descenso, evalué las distintas opciones que tenía y surgió la opción de marcharme a Chipre. Por ahora estoy muy contento con esta decisión.
Hubo un interés de la liga de Israel, pero al final no se concretó del todo y me decidí por venir aquí. Además, tenía ganas de empezar cuanto antes con un equipo y no esperar que el mercado de fichajes avanzase demasiado.

Fichajes.com: ¿Cómo te han acogido?

Marcos Gullón: Sorprende porque te esperas una liga mucho menos profesionalizado, más amateur. Sin embargo, lo cierto es que está todo muy bien. Además, el entrenador conoce nuestra Liga y es precisamente él el que elige con los jugadores con los que quiere trabajar. Personalmente estoy muy contento, ya que la adaptación ha sido muy rápida.

Fichajes.com: Y fue llegar y poder disputar la Europa League…

Marcos Gullón: Ese fue también uno de los motivos esenciales de mi desembarco, pues teníamos la posibilidad de jugar un playoff contra el Niza para entrar en la Europa League. La verdad es que fue muy bonito, porque logramos pasar y disfrutamos de la experiencia que es vivir el fútbol con toda su intensidad y un ambiente espectacular.

Fichajes.com: Ahora el objetivo es repetir…

Marcos Gullón: Estamos trabajando para lograrlo. Vamos a intentar estar entre los dos primeros para colarnos en la previa de Champions. En caso de quedar terceros, disputaremos las dos previas de Europa League.

Fichajes.com: ¿Cómo resumirías la temporada?

Marcos Gullón: Aunque en este último tramo no estamos al nivel que deberíamos, está siendo una experiencia muy buena con la disputa de la Europa League, estamos arriba en la clasificación hasta el final y pelearemos para alcanzar la previa de Liga de Campeones. Tenemos que mantener durante los próximos años el paso adelante que hemos dado.

Fichajes.com: El único borrón quizá ha sido la Copa…

Marcos Gullón: Fue un mazazo, porque nos veíamos en la final, y la verdad es que disputar un título es lo más bonito que hay. Tenemos una espina que esperamos sacarnos disputando la previa de Champions.

La delicada situación, sobre todo financiera, en la que actualmente se encuentran las divisiones inferiores de nuestro fútbol ha sido clave para la salida de un buen número de nuestros futbolistas. Muchos no han dudado en hacer las maletas en busca de mejores oportunidades tanto deportivas como económicas. Entre los principales destinos se encuentra Chipre, donde casi 30 jugadores españoles juegan en la Primera División de esta isla que tiene muchos rasgos en común con nuestro país.

Fichajes.com: ¿Cómo es el país?

Marcos Gullón: Es una cultura muy parecida. Al principio me sorprendí, porque llegas a un país nuevo pero te das cuenta que es muy similar al nuestro, con una gente muy amable y abierta. Lo cierto es que nos sentimos muy queridos aquí tanto por la afición como por los fisios, compañeros… estas como en casa.

Fichajes.com: ¿Y las aficiones?

Marcos Gullón: Se vive con mucha pasión. La rivalidad entre equipos de la misma ciudad como nos pasa a nosotros con el AEL es muy intensa. El día del partido todo se puebla de bengalas…
Sorprende, porque además al ser un país tan pequeño las aficiones se desplazan a prácticamente todos los partidos y siempre tienes a tu afición en cualquier campo.

Fichajes.com: ¿Se traslada la rivalidad al día a día?

Marcos Gullón: Sí. Cuando entras a cualquier bar se nota claramente de que equipo es e incluso por la calle ves grafitis que identifican a cada equipo: Con el número 1 que son los seguidores del Apollon, o el 3 que es el de AEL. Ves como se tachan las pintadas… La verdad es que una afición muy caliente.

Fichajes.com: ¿Crees que los éxitos de la selección española han fomentado el interés en nuestros jugadores?

Marcos Gullón: Completamente. El éxito tanto de la selección española, como de los clubes en Europa hace que los jugadores sean mucho más atractivos. También ha influido la crisis desde el punto de vista económico en Segunda División, la cual hace que a la gente le resulte más atractivo salir fuera por el tema económico, sobre todo cuando se trata de ligas que están subiendo mucho de nivel.

Fichajes.com: ¿Y este éxodo seguirá en los próximos años?

Marcos Gullón: Al final hay que valorar muchas cosas. Yo creo que el jugador que sale está muy contento con su experiencia y poco a poco lo va comentando a otros compañeros que conocen y la elección va siendo más fácil paulatinamente. Yo aquí comparto equipo con Roberto García y Hugo López. En la propia Liga es raro el partido en el que juegues contra algún equipo en el que no haya un jugador español.

Echando un poco la vista atrás, llega el momento de recordar a ese muchacho que con apenas 14 años recibió la oportunidad de formarse en un Villarreal que ha ido creciendo a pasos agigantados durante los últimos años. Tras lograr el ascenso con el filial a Segunda División con el cuadro castellonense con Juan Carlos Garrido al frente, el que fuera internacional sub’21 tuvo la oportunidad de contar incluso con minutos en la primera plantilla. Sin embargo, a la vista de la dura competencia, el madrileño hizo las maletas para defender los colores de un Racing de Santander con el que vivió dos descensos en dos años.

Fichajes.com: ¿Cómo acaba un madrileño triunfando en la cantera del Villarreal?

Marcos Gullón: Un madrileño que tenía 14 años y jugaba en la escuela de la AFE. A través de un ojeador del Villarreal llegó la opción de ir a un equipo que tres o cuatro años atrás había comenzado con una residencia de fútbol. Se dio la opción y fui allí con las maletas. Fueron pasando los años y fui progresando hasta ser profesional con el Villarreal B en Segunda División e incluso tener minutos con el primer equipo.

Fichajes.com: ¿Qué claves ves tú en el éxito del Villarreal?

Marcos Gullón: La clave del Villarreal es la gestión desde arriba. El Presidente y la directiva ponen todas las facilidades para que el club pueda crecer. Todos los pasos que se dan son muy firmes en todos los estamentos del club, tanto en la cantera como en el primer equipo. Las cosas no se hacen sin pensar y se mantiene una línea firme que es lo que hace que no se produzcan sobresaltos.

El descenso fue una desgracia, pero con la plantilla que tenía esa temporada el Villarreal era algo absolutamente impensable y, como se ha demostrado, el club ya está donde debe estar, incluso peleando por Europa.

Fichajes.com: ¿Cuál ha sido el entrenador que más te ha marcado?

Marcos Gullón: Por el tiempo que he trabajado con él, Juan Carlos Garrido ha sido el entrenador que más ha confiado en mí y más he crecido junto a él hasta hacerme futbolista. Es cierto que cuando se hizo con las riendas del primer equipo no me dio la oportunidad de tener una continuidad, pero le estoy muy agradecido, ya que empecé con él en Segunda División B. Más tarde subimos el ascenso a Segunda y también jugué con él. Luego cuando él fue al primer equipo contó conmigo para convivir con ellos, pero dado el nivel de la plantilla (Bruno, Borja Valero, Rossi…) era muy complicado dar el siguiente paso.

Fichajes.com: Tras tu salida de Castellón, llegó el Racing de Santander ¿Cómo viviste los descensos?

Marcos Gullón: Fue una pena, porque el Racing de Santander es un club histórico que se merece estar en la elite del fútbol español. En Santander se juntó todo: problemas institucionales, empezamos la pretemporada con un entrenador y no llegó al primer partido de temporada, el nuevo entrenador tenía otras ideas y no le valían algunos de los futbolistas… al final es cierto que son los jugadores los que tienen que sacar la situación adelante y tampoco fuimos capaces. Es una espina que tengo, sobre todo el descenso a Segunda División B, porque creo que haciendo las cosas un poco mejor nos hubiéramos salvado. Ojala este año logre el ascenso, que lo tiene a un paso después de una gran temporada.

Fichajes.com: En Santander coincidiste con Kone, uno de los grandes nombres propios de cara al futuro ¿Qué destacarías de él?

Marcos Gullón: Es un jugador de primer nivel tanto por la juventud como por las condiciones. Como es normal por su edad, le falta tener esa experiencia y temple a la hora de decidir las jugadas, pues es un jugador muy explosivo, luchador y aguerrido que tiene todo lo que necesitan los jugadores desequilibrantes. Con el tiempo será un jugador que dará mucho qué hablar.

Fichajes.com: ¿Qué pasa por la mente del jugador cuando eres favorito para el ascenso y al final acabas en Segunda B?

Marcos Gullón: Al final es una cuestión de cabeza. La mente hace mucho y cuando un equipo desciende lo primero que hace es pensar en el ascenso. Si los primeros resultados no acompañan todo se empieza a torcer y ya nada es como esperas. Tras esto empiezas a pensar en la salvación, pero ganas dos partidos y se vuelve a hablar de ascenso… al final es un cambio anímico chocante.

Fichajes.com: A la vista de tu gran temporada, ¿valoras un regreso a nuestro país?

Marcos Gullón: Cuando uno sale fuera teme el poder perder el nombre que tiene en España y el volver es una opción que siempre estará ahí porque es mi país. Sin embargo, me gustaría seguir unos años más en el extranjero porque es una experiencia que hay que vivir. Como siempre, las primeras veces marcan, y como para mí está siendo espectacular espero estar fuera unos años más.