Los porteros y los entrenadores comparten algo: tienen un mercado prácticamente propio, pues el movimiento de uno de ellos tiene en efecto dominó en la escena continental. El próximo verano parece calmado para los guardametas. Sin embargo, el de los técnicos se antoja agitado. Muchos entrenadores destacados actualmente no tienen trabajo y otros muchos podrían optar por un cambio de aires.

En la primera categoría encontramos a un nuevo inquilino. Se trata de Fabio Capello, que apenas unas horas después de abandonar el banquillo de la Selección Inglesa ya comienza a ser vinculado con distintos conjuntos, como es el caso del Inter de Milán, donde Claudio Ranieri puede empezar a temer por su sitio debido a los malos resultados. Sin embargo, el ex del Real Madrid no es la única alternativa. Otra es el francés Laurent Blanc, que actualmente se encuentra al frente de la Selección Francesa.

Otro de los grandes protagonistas es el portugués José Mourinho, del que se dice podría regresar a Inglaterra. ¿Dónde? El Tottenham podría ser su destino si Harry Redknapp dice adiós para entrenar a los Pross. Además, la posición de André Villas Boas en el Chelsea no es muy estable. Y a pesar de los buenos resultados, Roberto Mancini podría pagar un alto precio si finalmente no logra alzarse con la Premier después de su resultado en la Liga de Campeones.

A esta situación debemos añadir las dudas en torno al futuro de Pep Guardiola (que aún no ha renovado con el FC Barcelona), Rafael Benítez o Hiddink (ambos sin trabajo), lo cual augura un verano muy interesante.