«Estamos en el mercado y estamos activos, pero no quiero dar noticias que no puedo confirmar». De esta forma ha arrancado Arsene Wenger su última comparecencia ante los medios. Aunque la rueda de prensa se había convocado con el objetivo de analizar el próximo choque de Premier League, ante el Bournemouth, el técnico del Arsenal tuvo que despejar multitud de preguntas relacionadas con el mercado de fichajes.

Lógicamente, muchas cuestiones versaron sobre la posible marcha de Alexis Sánchez, futbolista que acaba contrato en junio y al que últimamente se relaciona con Manchester United y Manchester City. «No puedo decir mucho sobre esta situación. No hay nada concreto en este momento. No es que no desee informar es que no deseo dar una información incorrecta. Nada está decidido. Normalmente debe permanecer hasta el final de la temporada, pero habrá que ver», espetó.

Eso sí, el preparador también dejó claro que ni la renovación del Niño Maravilla ni la del otro gran jugador que ha encarado la recta final de su compromiso, el alemán Mesut Özil, parece ahora mismo viable. «Si no puedes dar a los jugadores que desean, ellos no pueden firmar. Es algo que no se puede cambiar», reconoció.

Asimismo, Wenger también se refirió a la complicada situación de Theo Walcott, futbolista pretendido por el Everton, y al posible fichaje del canarinho Malcom (Girondins de Burdeos). «Malcom es un buen jugador, pero no nos interesa en este momento. ¿Walcott? No puedo decir mucho más. Sam Allardyce ha dicho que le quiere, pero Theo Walcott está aquí. Todo el mundo quiere jugar», completó.