Lleva 1 gol en 10 partidos de esta temporada. El que curiosamente sirvió para salvar del cese a su entrenador, José Mourinho, hace un mes. Alexis Sánchez ve cómo su estancia en el Manchester United se está convirtiendo en una agonía que no esperaba hace un año.

Entonces apalabró su salida del Arsenal para unirse en enero al cuadro de los diablos rojos, donde las cosas parecen irle de mal en peor. Y no solamente por su pobre rendimiento en el terreno de juego, sino también por otros factores.

Así lo relata The Times, medio que este sábado afirma que el chileno se siente solo, triste, aburrido e ignorado por su cuerpo técnico. Era la estrella de los gunners hace menos de un año y la situación ha cambiado de manera drástica para él, con un movimiento que no le sentó nada bien.

Por eso ya se ha posicionado para cambiar de aires en este mes de enero, consciente de que equipos como el PSG lo vigilan y siempre podría tener hueco en un grande. Ahora la cuestión será saber si los ingleses lo dejan ir con este pobre bagaje.