El deseo del FC Barcelona de localizar un nuevo lateral zurdo que pueda suplir con garantías a Jordi Alba, cuando así lo crea conveniente Ernesto Valverde, había llevado a la prensa que sigue la actualidad del club a situar en la órbita azulgrana al navarro Nacho Monreal.

Por su calidad, experiencia acumulada y el hecho de acabar contrato con el Arsenal el próximo mes de junio, el carrilero español parece encajar como un guante en las demandas de una entidad que no quiere hacer grandes inversiones durante el mercado invernal.

Aunque el jugador podría verse tentado por la posibilidad de militar en un equipo de esta magnitud en la fase final de su carrera, no parece que el Arsenal, y en especial su técnico, el vasco Unai Emery, estén muy por la labor de facilitar su salida. Es más, en rueda de prensa, el preparador ya ha pedido a la directiva que estudie su renovación.

«Conocí a Nacho Monreal en España, cuando jugaba en Osasuna y en Málaga. Seis años después he llegado aquí y he conocido un nuevo Nacho Monreal. Después de dos meses, puedo decir que estoy muy contento con él porque tiene 32 años pero creo que físicamente, con sus actuaciones con nosotros en los partidos, está jugando con un muy buen nivel. Creo que tenemos que lograr que firme un nuevo contrato y se quede en el Arsenal», aseveró el entrenador de los gunners.