Tras su victoria ante el Bournemouth en la última jornada (1-0), el Arsenal se ha consolidado en la tercera posición de la Premier League. Aunque alcanzar al Liverpool, actual líder de la tabla, se antoja una tarea muy complicada (se encuentran ya a nueve puntos), los gunners han mejorado su cara con respecto a los primeros compases del curso y se han postulado como uno de los candidatos a luchar por los puestos que dan acceso a la próxima edición de la Champions League.

Eso sí, para certificar esas opciones y firmar una segunda vuelta convincente, Unai Emery considera muy necesario que el club aborde la compra de un nuevo zaguero durante el mercado invernal. Con el desembarco de otro central, el preparador vasco quiere evitar cualquier tipo de problema derivado de la falta de piezas defensivas.

En este sentido, y según cuenta The Sun, el técnico ya ha puesto sobre la mesa el nombre de Willy Boly, zaguero que ha experimentado una sensacional progresión desde que aterrizó en las filas del Wolverhampton allá por el verano de 2017. Desde entonces, el marfileño acumula 92 partidos oficiales (8 goles y 3 asistencias).

Aunque por el momento no tienen intención de desprenderse de su pupilo, parece claro que si llega una oferta que supere con claridad los 12 M€ abonados en su momento al Oporto, los dirigentes del combinado del Molineux no pondrán excesivos reparos a su salida.