Actual líder de la Ligue 1, el éxito del Niza no sólo se explica por el acierto de su delantero Mario Balotelli (5 goles en 3 partidos) o por el buen hacer de jugadores como Jean Seri, Alassane Pléa o Vincent Koziello, también tiene mucho que ver con la solidez de una defensa en la que ha despuntado por encima del resto el joven Malang Sarr.

El central, de apenas 17 años, ha sido aupado este mismo curso a la primera plantilla y en apenas 10 partidos oficiales (8 de liga y 2 de copa) ya ha logrado dar muestras de su notable poderío físico y de su capacidad para sacar el balón controlado, unas cualidades que, como es lógico, no han pasado desapercibidas.

En las últimas horas, un gran club de la Serie A, el AC Milan, le ha incluido entre sus objetivos de cara al futuro y ahora, una información de la que se hace eco CalcioMercato.com señala que al menos otro par de importantes escuadras del continente, Chelsea y Arsenal, también le han situado en su punto de mira.

Aunque acaba de alcanzar la élite y su tasación no debería ser demasiado elevada, lo cierto es que si el versátil zaguero (también puede jugar de lateral izquierdo) sigue firmando actuaciones notables, el Niza exigirá importantes cantidades de dinero para facilitar su salida.