Ante el Granada, en el último compromiso liguero, la sonrisa que marcaba el rostro de Ibai Gómez desapareció por completo y dio paso a una mueca de desesperación. El extremo, que venía de firmar un soberbio partido ante el Real Betis, se contagió de la desesperante falta de tensión de su equipo y completó una actuación pésima que podría condenarle al banquillo en los próximos partidos.

Pese a todo, y tal vez porque los ojeadores no prestaron demasiada atención al choque de Los Cármenes, el futbolista de Santutxu ha logrado abrirse paso en la agenda de uno de los conjuntos más ambiciosos de la Premier League: el Tottenham.

Según relata talkSPORT, los spurs quieren aprovechar la delicada situación contractual del jugador (finaliza compromiso en junio de 2014) para lanzar una ofensiva durante el próximo mercado invernal. Eso sí, a los londinenses se les olvida que su actual club, el Athletic de Bilbao, no negocia la venta de sus jugadores y que prefiere perder a un futbolista sin recibir nada a cambio antes que facilitar la marcha de sus piezas clave.

En cualquier caso, antes de dar mayor crédito a este rumor, hay que esperar a que tanto Ibai como el resto de su equipo sean capaces de mantener regularidad en su juego, ya que si repiten actuaciones como las perpetradas ante Espanyol y Granada su atractivo será cada vez más insignificante.