Renunció a su número, el 10, para dejárselo a Juan Mata y ha mostrado, en su Twitter personal, su deseo de abandonar el Chelsea ante los escasos minutos que iban a corresponderle esta temporada. La fuga de Yossi Benayoun parece, por lo tanto, cantada.

Por tanto, en estos momentos sólo queda saber qué equipo está dispuesto a acoger a un centrocampista que ha perdido parte de la frescura que derrochó en sus mejores años, pero que por experiencia y versatilidad aún puede ser útil para cualquier plantilla.

Según relata The Telegraph, la puja por el israelí enredaría al último ganador de la Ligue 1 francesa, el Lille, y a un club que aspira a recuperar esplendores pasados, el Liverpool.

Si el futbolista retorna a Anfield Road, este mismo medio indica que los reds dejarían marchar a un jugador que ha perdido notable protagonismo en el arranque del curso, el luso Raul Meireles.