A sus 35 años, John Terry admitía en los últimos días que es muy probable que esté viviendo en el Chelsea sus últimos meses como jugador. El central esperaba retirarse en Stamford Bridge, pero ya ha anunciado que probará fortuna en otro lugar, si bien Guus Hiddink aseguraba ayer que deseaba retenerlo.

Mientras llega el verano y toma una decisión sobre su futuro, van apareciendo diferentes informaciones que lo colocan en destinos dispares como Catar o China. En este último país tendría una suculenta oferta económica y seguiría los pasos de Ramires, que se fue en enero.

Pero es inevitable también que aparezcan otras informaciones como la que recoge Mundo Deportivo, que coloca al zaguero en otro destino. Concretamente en el Inter de Milán, escuadra que repetiría con el inglés la operación que hizo hace año y medio con el retirado Nemanja Vidic.

Aunque ahora Roberto Mancini cuenta con una pareja de centrales asentados como son Murillo y Miranda, la veteranía del inglés le vendría muy bien al combinado lombardo para el siguiente curso, siempre que no baje su rendimiento.