Desde aquella llegada frustrada del último día del mercado en 2015, David De Gea siempre ha sido relacionado de forma recurrente con el Real Madrid. Estuvo muy cerca aquella noche de cumplir su deseo de jugar en el cuadro blanco, y por eso en Chamartín no se han olvidado de él.

Pero, conforme han ido pasando los mercados, cada vez es más complicado que aterrice en el Santiago Bernabéu. Entre otras cosas porque los madridistas están ahora centrados en Kepa Arrizabalaga, mientras el internacional español se encuentra a gusto en los diablos rojos.

Ahora el combinado de Old Trafford, de acuerdo con The Sun, prepara una interesante maniobra para asegurarse su futuro. Una renovación con la que pretende convertir al guardameta en el mejor pagado del mundo, e igualarlo en la plantilla con Paul Pogba.

Los de José Mourinho saben de la importancia de sus intervenciones, de ahí que hagan esta gran apuesta por él. Pasaría de cobrar 210.000 libras semanales a 300.000 libras, de manera que pasaría a tener un salario de 17,5 M€ anuales.