Situado actualmente en la tercera plaza de la clasificación de la Premier League después de un mercado estival mucho más movido de lo que hubiera cabido esperar y en el que desembolsó prácticamente 150 M€ en nuevas incorporaciones, el Arsenal ya tiene un ojo en lo que pueda acontecer durante el próximo mes de enero.

De este modo, varias son las informaciones que se han venido publicando por parte de la prensa inglesa acerca de distintos movimientos en la plantilla gunner. Hoy se conocen más datos acerca de los que son los planes del Arsenal… y lo cierto es que parecen mucho más cautos de lo que se ha venido señalando desde hace semanas.

En primer lugar, y en lo que ha incorporaciones se refiere, The Athletic señala que el entrenador Unai Emery no valora la posibilidad de mejorar la plantilla con nuevas caras. El técnico de Hondarribia considera que su plantilla cuenta con el nivel suficiente para encontrarse en disposición de lograr el objetivo marcado a comienzo de curso: la clasificación para la próxima edición de la Liga de Campeones.

La gran prioridad para el mercado invernal pasa por el capítulo de salidas. Y según confirma Mirror, por una en especial. Es la del que fuera internacional germano Mesut Özil, cuyo rendimiento ha ido en franco descenso y poco a poco ha ido dilapidando la confianza que tenía Emery en él. Así, su salida más factible es la que apunta en dirección a Turquía para enfundarse la elástica del Fenerbahçe como cedido.