Comenzaba con muchas expectativas el mercado de fichajes para el Arsenal, con la llegada de jugadores como Granit Xhaka. Pero no poder fichar a Jamie Vardy supuso sin duda un duro revés para los gunners, a los que se les han escapado ya varios jugadores como Wissam Ben Yedder este verano.

Se encuentra ahora el mercado en un momento de relativa calma, pero conforme avance agosto todo se reactivará y el club londinense es un experto en cerrar varios movimientos de última hora. Es lo que sus aficionados esperan además con ansia, ya que están ávidos de nuevos fichajes que ilusionen.

Una de las prioridades que Arsène Wenger se había marcado además era la de mejorar la defensa, de ahí que haya insistido con intentar fichar a Shkodran Mustafi. Pero las ofertas por el alemán han sido rechazadas desde el Valencia, de manera que la entidad londinense debe buscar alternativas.

Por eso, según revela ahora el Daily Express, los británicos han decidido cambiar de objetivo e intentar ahora hacerse con los servicios de Ashley Williams. El galés de 31 años completó una gran Eurocopa y es desde hace tiempo uno de los pilares del Swansea, donde ejerce de líder de la defensa de esta escuadra en la que ha desarrollado buena parte de su carrera.