Apenas un mes después de seguir sus evoluciones durante el choque que midió al AC Milan con el Cagliari, los ojeadores del Arsenal han regresado a Italia para volver a examinar el rendimiento de Suso (25 años) a lo largo de otro de los compromisos del cuadro rossonero. Según cuenta Gazzetta dello Sport, varios espías de los gunners presenciaron el partido entre el Chievo Verona y el cuadro lombardo y ampliaron los ya excelentes informes que manejan sobre el andaluz.

Este nuevo movimiento invita a pensar en que el jugador se ha convertido en uno de los grandes objetivos del club para el curso que viene y en que no será en absoluto extraño que la directiva pase a la acción en cuanto el mercado vuelva a abrir sus puertas. Su fichaje, eso sí, no resultará sencillo, ya que en San Siro, lejos de pensar en una venta, siguen trabajando con la idea de renovar su contrato y de eliminar su cláusula o de, como mínimo, elevar su cuantía hasta cantidades disuasorias.

Capacitado para actuar por el costado diestro del ataque o en posiciones más centradas, Suso ha experimentado una sensacional progresión en los últimos años. De hecho, en la actualidad, es ya uno de los puntales de un combinado milanista con el que acumula nada menos que 125 partidos oficiales (21 goles y 33 asistencias).