John Stones era el principal objetivo de Jose Mourinho para reforzar su defensa. El jugador llegó a pedir el transfer request al Everton pero el equipo de Roberto Martínez hizo caso omiso a su petición, por lo que el Chelsea ha tenido que poner sus ojos sobre otro defensa. El elegido para reforzar la zaga pasó a ser Marquinhos, que con sólo 21 años lleva dos temporadas destacando en el PSG. La historia se repite, ya que Daily Star recoge que el club francés ha cerrado las puertas a su posible salida.

Sin sus dos principales objetivos y con la necesidad de rejuvenecer la defensa, los londinenses han puesto su mirada en un viejo deseo del Celta de Vigo: Papy Djiolobodji. El experto en fichajes Gianluca Di Marzio ha desvelado que ambos clubes se encuentran en este momento negociando por él.

Semanas atrás se aseguraba que el senegalés de 26 años tenía con acuerdo cerrado con el cuadro que dirige Eduardo Berizzo pero las altas exigencias económicas del Nantes echaron por tierra su llegada a Balaídos. Teniendo en cuenta que termina contrato al final de temporada y que el potencial económico del Chelsea no es comparable al del equipo gallego, no sería de extrañar que el africano aterrizara a Stamford Bridge.