Aunque sólo pudo obtener un punto en la fase de grupos, el FC Nordsjælland ha sacado un rendimiento notable a su paso por la Champions League. Y es que, además de situarse en el mapa futbolístico, el cuadro danés ha logrado que sus futbolistas comiencen a gozar de mayor prestigio en el panorama europeo.

El caso más significativo es, sin duda, el de Jores Okore. El central, de apenas 20 años, ha sabido soportar la presión que supone enfrentarse a clubes de la talla de Chelsea, Juventus o Shakhtar Donetsk para mostrar su fortaleza física y un aseado manejo de balón que le acreditan como un zaguero de absolutas garantías.

Sus actuaciones, como es lógico, han despertado la curiosidad de múltiples equipos. De hecho, en su edición de hoy, el diario The Guardian señala que tanto Chelsea como Fulham se han sumado a una puja en la que ya figuraban la Juventus o el Manchester United (ver artículo).

Nacido en Costa de Marfil, pero con pasaporte danés, Okore ya demostró en el pasado su especial admiración por el cuadro de Stamford Bridge. «El Chelsea es mi escuadra preferida y me gustaría jugar con ellos en el futuro. Espero haber demostrado el potencial necesario para jugar en un gran campeonato como es la Premier», aseguró.