El Chelsea no ha tenido suerte en el pasado mercado de fichajes. Vio cómo muchos de sus objetivos terminaban firmando por otros clubes y tuvo que continuar buscando nuevas alternativas hasta el final del mercado. Una de las posiciones que quería reforzar el conjunto londinense era el lateral derecho y tuvo varios nombres sobre la mesa.

Uno de ellos era el de Tobi Alderweireld, según la ESPN. El defensa del Tottenham ha sonado para muchos clubes durante este periodo de transferencias y Antonio Conte también lo quería para su equipo, aunque finalmente se ha quedado con Mauricio Pochettino, en el Tottenham.

Uno de los motivos por los que el técnico italiano del Chelsea querría a Tobi Alderweireld en su plantilla es la polivalencia que presenta el futbolista. Su rol principal es el de defensa central, aunque también puede desempeñar las funciones de lateral derecho. Con su incorporación, Conte habría matado dos pájaros de un tiro. Y no solo eso, ya que al belga también se le ha visto en algún partido jugar de pivote. Tras la marcha de Nemanja Matic al Manchester United, era otra de las posiciones a reforzar en la plantilla blue.

Sin duda, los dos años que Alderweireld ha pasado en el Tottenham no han pasado inadvertidos. Las buenas actuaciones protagonizadas en los más de 100 partidos que ha disputado en apenas dos temporadas le han llevado a las agendas de los clubes más importantes del país británico. Por ahora sigue en el Tottenham, pero es imposible saber si seguirá teniendo en cuenta el interés de combinados de tanto renombre.