Aunque firmó un ilusionante arranque de curso, el Chelsea ha ido perdiendo fuelle con el paso de las semanas hasta el punto de que, a estas alturas de temporada, el equipo londinense se encuentra ya a 10 puntos de distancia del líder de la Premier League, el Liverpool.

Para evitar que su escuadra siga describiendo esa trayectoria descendente, la directiva se ha puesto manos a la obra con el objetivo de mejorar el rendimiento de aquellas posiciones que, a juicio de su técnico, el italiano Maurizio Sarri, no terminan de ofrecer el rendimiento esperado.

Entre las prioridades que ya se ha marcado la entidad figura la de reclutar un nuevo centrocampista que pueda echar una mano al ítalobrasileño Jorginho. Y según cuenta el diario Metro, a día de hoy, los blues se debaten entre dos candidatos: el italiano Nicoló Barella (Cagliari, 21 años) y el argentino Leandro Paredes (Zenit de San Petersburgo, 24).

Para tomar una decisión definitiva, los de Stamford Bridge tendrán muy en cuenta el coste de su fichaje, ya que también desean incorporar a su plantilla a un nuevo delantero que pueda mejorar las prestaciones de la dupla que conforman Álvaro Morata y Olivier Giroud y su presupuesto no es ilimitado.