Después de un mercado estival que no dejó contentos a los aficionados debido a que finalmente no se concretaron algunos de los objetivos que habían aparecido en escena como fue el caso del internacional luso del Sporting de Portugal Bruno Fernandes, la temporada no ha comenzado como hubiera esperado el Manchester United.

Con una victoria y dos empates en los cuatro choques disputados en la Premier League, las sensaciones no son las mejores. Ante esta situación, la siempre fértil prensa inglesa ya habla acerca de distintas opciones en forma de incorporaciones para la escuadra de Old Trafford con vistas a un próximo mercado invernal que se abrirá el mes de enero.

Clara muestra es la información que encontramos en las páginas del tabloide británico Manchester Evening News, fuente según la cual dos futbolistas están en el punto de mira. El primero es Sean Longstaff, centrocampista inglés de apenas 21 años que ha mostrado muy buenas maneras en las filas del Newcastle y a cuya puerta ya se llamó durante el pasado mercado estival.

La segunda vía abierta con vistas al próximo invierno es Declan Rice, mediocentro de 20 años que despunta en el West Ham de Manuel Pellegrini. Protagonista de una brillante temporada pasada con los hammers (38 partidos, 2 goles), las distintas informaciones en tierras inglesas hablan incluso de la posibilidad de un cambio de aires a cambio de nada menos que 100 M€.