«Es mucho trabajo dentro y fuera del campo, ser capitán es un orgullo, supone representar de la mejor forma a la afición, al equipo y al club. El recibimiento del Metropolitano me ayudó para intentar hacerlo mejor sobre el campo. Sé que soy importante en el Atlético».

Así hablaba ayer Antoine Griezmann de su rol en el Atlético de Madrid, durante un acto publicitario en el que rememoraba su verano, cuando fue pretendido por el FC Barcelona pero tomó la determinación de seguir en el cuadro rojiblanco. Y es que el francés sigue siendo el gran líder de los colchoneros.

Campeón del Mundo con Francia y autor de 1 gol en los 3 primeros encuentros de Liga, el francés es ahora noticia por una información de Le10Sport. En ella se indica que Zinedine Zidane lo ve como su gran referente ofensivo si accede al banquillo del Manchester United en un futuro no lejano.

Los diablos rojos ya lo quisieron en 2017, pero no salió por la sanción de la FIFA a su equipo. Un año después dobló su cláusula de rescisión, que está ahora fijada en esos famosos 200 M€. ¿Volverán los ingleses a la carga por él?