El Chelsea ha cumplido este fin de semana en la Premier League, dado que ha solventado su compromiso en Stamford Bridge contra el Brighton & Hove Albion. Los pupilos de Frank Lampard están todavía en fase de crecimiento y adaptación, si bien es cierto que se trata de un equipo con un futuro realmente prometedor. Talento y calidad tiene a raudales el míster en sus filas, un aspecto que, sin duda, sabrá aprovechar.

Las grandes sensaciones en el arranque del curso están siendo, con diferencia, Mason Mount y Tammy Abraham. El centrocampista está dando claras muestras del potencial que atesora con el cuero en sus botas. Lampard lo tuvo a su entera disposición durante la pasada campaña en el Derby County, conjunto con el que estuvo muy cerca de lograr el ascenso a la Premier League (cayó con el Aston Villa).

Es por ello que ha apostado fuertemente por Mount, dado que es un jugador que tiene unas características muy similares a las de Lampard dentro del campo. Por lo que respecta a Abraham, es cierto que está teniendo más problemas en los últimos partidos para ver portería. Aun así, ha evidenciado que posee un gran olfato como depredador en el interior del área.

Tampoco se puede obviar la presencia de Christian Pulisic. El americano, quien desembarcó en Londres proveniente del Borussia de Dortmund, dejó boquiabierto a más de un incondicional del deporte rey en la final de la Supercopa de Europa. Se convirtió en un auténtico quebradero de cabeza para el Liverpool, sobre todo en el primer acto, pero ha ido perdiendo relevancia en el esquema de Frank Lampard con el transcurso de la campaña. ¿Acabará siendo determinante en este Chelsea?