El Liverpool ha conformado una plantilla para esta temporada con la que espera volver a estar entre los grandes de la Premier. Para ello ha apostado por jugadores ingleses y también algún fichaje extranjero como Sebastián Coates, una de las últimas joyas de Uruguay.

Precisamente en este país esperan seguir pescando los reds, ya que después del gran rendimiento de Luis Suárez quieren hacerse fuertes en este mercado. «Tenemos que dar las gracias a los responsables del Nacional, un club con el que queremos estrechar lazos porque ha demostrado que es una escuela fantástica de jóvenes jugadores», explicó Damien Comolli, director ejecutivo del combinado de Anfield, en declaraciones a la página del club.

En la misma web hay otras palabras de Steve Clarke, uno de los técnicos de la escuadra del Mersey encargado de la captación de nuevas perlas y que estuvo viendo el partido entre Ghana y Brasil. «Siempre puedes ver cosas interesantes en estos partidos que en la televisión no se observan», explicó el scouter.

En algunos medios como Triball football se especifica que el efectivo al que se ha seguido con más interés es Daniel Opare. Se trata de un lateral derecho de 20 años que milita en el Standard de Lieja y que fue formado en las categorías inferiores del Real Madrid.