Situado en una más que meritoria segunda posición de tabla, el Liverpool afronta la segunda parte de la temporada con la sensación de encontrarse en una situación idónea para pelear por el añorado título de Premier League. Eso sí, para poder levantar el trofeo, los reds deberán mantener una considerable regularidad y esperar el tropiezo de un Chelsea que hasta ahora ha descrito una trayectoria envidiable y que mantiene cinco puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor.

Conscientes de ellos, los directivos han decidido echarle una importante mano a su técnico y le han asegurado que, si así lo desea, podrá reforzar convenientemente su plantilla durante el mercado invernal y que, para tal propósito, dispondrá de una importante cantidad de dinero que el diario The Sun sitúa en torno a los 40 millones de libras (alrededor de 46 M€).

Echando un vistazo a la actual situación del combinado de Anfield Road no resulta descabellado pensar que el preparador saque partido a ese presupuesto, ya que con Danny Ings lesionado, Sadio Mané en la Copa África y Daniel Sturridge alejado de su mejor momento, la delantera estaría encantada de dar la bienvenida a un nuevo futbolista.

En este sentido, la citada fuente vuelve a poner sobre la mesa el nombre de Gabigol (Inter de Milán, 20 años) y Alex Oxlade-Chamberlain (Arsenal, 23), aunque también recuerda que Klopp estaría encantado de abrir la puerta al centrocampista norteamericano Christian Pulisic (Borussia Dortmund, 18).