Irregular arranque de temporada el que está firmando el Manchester City. Los skyblues suman siete puntos en cuatro jornadas y en este exiguo margen de tiempo ya han sido capaces de superar con solvencia a un rival directo, el Liverpool (3-1), y caer en casa, sorprendentemente, ante un conjunto asequible, el Stoke City (0-1).

Tal vez por eso, la prensa de las islas ya comienza a hablar de refuerzos. Es más, el Daily Star señala que, por expresa petición de Manuel Pellegrini, el club ya ha comenzado establecer contactos con dos jugadores que militan en el Southampton: el centrocampista James Ward-Prowse y el atacante Jay Rodríguez.

El primero, de apenas 19 años, es una de las grandes promesas del conjunto de St.Mary’s, y desde su aparición en el primer equipo (debutó en la temporada 2012-2013) ya ha sido capaz de acumular 65 partidos oficiales (1 gol). El segundo, por su parte, trata de dejar atrás una inoportuna lesión que cercenó su progresión y que le mantiene en el dique seco desde el pasado mes de abril.

Aunque los citizens cuentan con el capital necesario para afrontar casi cualquier contratación, lo cierto es que los saints se opondrán frontalmente a su salida. Y es que, tras ver como jugadores como Adam Lallana, Calum Chambers o Luke Shaw abandonaban el equipo en verano, la directiva confía en retener al resto de jugadores que han hecho del rojiblanco uno de los cuadros más admirados de la Premier League.