Pese a haber mejorado sus prestaciones sobre el terreno de juego tras la salida de José Mourinho de su banquillo, en las oficinas del Manchester United se es muy consciente de la necesidad de mejorar la plantilla de la temporada que viene. Varias son las posiciones a reforzar, si bien es el centro de la zaga la que genera un mayor número de hipótesis de futuro.

La fragilidad defensiva de los de Old Trafford ha provocado que un buen número de nombres propios aparezcan en escena en forma de posibilidades. Una de las que ha subido más enteros en las últimas semanas es la que tiene como protagonista al potente futbolista senegalés Kalidou Koulibaly, pilar defensivo del Nápoles.

Según la información publicada por The Times, el Manchester United estaba dispuesto a poner 100 M€ sobre la mesa ya para hacerse con los servicios del futbolista este mes de enero. Sin embargo, el equipo inglés ha frenado esta posibilidad hasta el final de temporada, momento en que considera que los italianos se mostrarán más abiertos a esta posibilidad.

El futbolista de 27 años (24 partidos disputados este curso) es uno de los pilares de la escuadra celeste, la cual no ha dudado en tasarle en 120 M€. De concretarse una salida a cambio de esta cantidad el africano se convertiría en el defensa más caro de la historia por delante del holandés Virgil van Dijk, actualmente en el Liverpool.