En los últimos años, el Manchester United es una paradoja. Deportivamente, el club entrenado por Ole Gunnar Solskjaer va muy mal. La llegada del técnico noruego ha empeorado incluso las prestaciones de un equipo que ya está lejos de los Big Four de la Premier League. Esta temporada la situación es incluso más complicadas. En la segunda mitad de la tabla de clasificación de la Premier League con tan solo nueve puntos, el MU está a nada menos que quince del líder Liverpool. Es esta una situación preocupante que hasta ahora no impedía al gigante inglés mostrar resultados financieros inversamente proporcionales a su balance.

El mes pasado, el club anuncio ingresos por un valor de 711,5 M€ para la temporada 2018-2019, un aumento de 6,3% respecto al año anterior. Sin embargo, este aumento se debe en gran medida a la revaluación de los derechos de televisión de la Premier League. Pero hoy, la situación deportiva del equipo de Solskjaer es muy probable que le juegue una mala pasada. Así lo señala precisamente la información que podemos encontrar en The Times. El medio señala que el Manchester United podría perder uno de sus mayores contratos. Concretamente, el que lo vincula con Chevrolet.

Patrocinador de la camiseta del Manchester United desde 2014, y con un contrato que le une hasta 2021, la firma de automóviles de Estados Unidos paga alrededor de 68 M€ por temporada. Es decir, un total de 476 M€ para el periodo antes señalado. Se trata, sin duda alguna, de una cantidad significativa muy a tener en cuenta que ahora está puesto en cuestión debido a los malos resultados del equipo. The Times señala que incluso el vicepresidente Ed Woodward está buscando un nuevo patrocinador potencial, consciente de las dudas que ahora tiene el actual. Los problemas se acumulan en Old Trafford.