No cabe duda que el culebrón de Paul Pogba va a ser uno de los más sonados del presente mercado veraniego de traspasos, a la altura de los casos de Neymar, James Rodríguez, Matthijs de Ligt o Antoine Griezmann, por ejemplo. El centrocampista francés quiere abandonar el Manchester United, todo ello con dos más que factibles candidatos: Real Madrid y Juventus de Turín.

La entidad merengue le ha prometido a Zinedine Zidane que Pogba, de 26 años, lucirá la casaca blanca a partir del curso que viene. Por su parte, la Vecchia Signora, club que abandonó el galo hace tres años para recalar en los ’Diablos Rojos’, realizó una oferta por el jugador de 133 M€ que, como era de esperar, no fue suficiente para las pretensiones económicas del United.

El Manchester United no desea vender a Pogba, pero, si fuera necesario aceptar su pérdida, solo negociaría un traspaso tasado en 180 M€ (a lo que habría que añadir la comisión de Mino Raiola). Así lo relata Marca. Es evidente que el campeón del mundo con Francia en Rusia 2018 tiene un potencial increíble. Aun así, ¿merece la pena realizar semejante desembolso económico por un futbolista?

Zidane tiene claro que su apuesta para la medular del Real Madrid pasa por su compatriota, al tiempo que la Juventus quiere rodear a Pogba con Cristiano Ronaldo, Adrien Rabiot, Aaron Ramsey y Matthijs de Ligt (si finalmente acaba llegando a Turín). ¿Cuál será el próximo destino de Paul? Lo que parece casi seguro es que el plantel encabezado por Ole Gunnar Solskjaer tensará la cuerda todo lo posible.