La mano de José Mourinho aún se deja notar en el Manchester United. Aunque el técnico fue destituido el pasado mes de diciembre, la directiva aún sigue teniendo en cuenta algunas de sus recomendaciones. De hecho, según cuenta hoy The Sun, tres de los objetivos que ya se ha marcado el cuadro inglés de cara al mercado estival fueron en su momento avalados por el de Setúbal.

Dicho trío, que desvela el evidente deseo de Mou de mejorar las prestaciones defensivas de la escuadra, estaría compuesto por los poderoso zagueros Harry Maguire (Leicester City, 26 años) e Issa Diop (West Ham United, 22) y el joven mediocentro Declan Rice (West Ham United, 20).

En cualquier caso, reclutar a estos tres futbolistas se antoja una tarea complicada y, sobre todo, costosa. A Maguire, los foxes le han tasado en nada menos que 90 M€; mientras que por sus dos pupilos, los hammers ya ha rechazado una oferta de 50 M€ que además incluía el traspaso de Phil Jones.

Afortunadamente para los diablos rojos, algo más sencillos parecen los fichajes de otro par de jugadores que, en este caso, ha avalado personalmente Ole Gunnar Solskjaer: el lateral derecho Aaron Wan Bissaka (Crystal Palace) y el centrocampista David Brooks (Bournemouth). Ambos tendrían un coste cercano a los 50 M€.