Inmerso en una evidente crisis de juego y resultados, el Manchester United espera con verdadera ansiedad la reapertura del mercado de fichajes. Los diablos rojos creen que el decepcionante rendimiento de su escuadra tiene mucho que ver con la escasa competitividad de su plantilla y por eso no dudarán en tirar de talonario durante el próximo mes de enero.

Según relata el Daily Mirror, los de Old Trafford ya están valorando la posibilidad de invertir nada menos que 70 millones de libras (alrededor de 80 M€) en la contratación de un jugador que resulta del completo agrado de Ole Gunnar Solskjaer, el centrocampista Declan Rice (20 años).

Forjado en la cantera del West Ham United, el mediocentro accedió a la primer plantilla durante la temporada 2016-2017, aunque ha sido desde la llegada de Manuel Pellegrini al banquillo de lo hammers cuando ha logrado consolidarse como una de las piezas básicas de la escuadra (acumula un total de 78 partidos oficiales, 2 goles y 1 asistencia).

Aunque la oferta que puede llegar a presentar el United parece casi irrechazable, lo cierto es que, por el momento, el jugador prefiere mantener los pies en el suelo y redoblar su apuesta por la entidad londinense. «El año pasado firmé un contrato de cinco años con West Ham, que me mantendrá en el club hasta que tenga 24 años, y para mí este es el mejor lugar en este momento. Estoy jugando para el entrenador que me dio la oportunidad y me permite jugar semana tras semana. Estoy mejorando cada semana y aunque veo toda esta especulación, realmente no pienso demasiado en ello. Todo se habla hasta que algo sucede, y nada ha sucedido, así que solo estoy enfocado en el West Ham, haciendo mi mejor esfuerzo y haciendo felices a los aficionados», reconoció.